Más de la mitad de los parados de larga duración son mayores de 40

UA-35685976-2

Observatorio Social y Económico

Un enfoque desde el Mercado de Trabajo

Más de la mitad de los parados de larga duración son mayores de 40

Los parados de larga duración alcanzaron en 2016 los 2.567.050 de personas, lo que representa un descenso del 17% respecto al año anterior, pasando de un 58% a un 57% sobre el total de parados del país. En términos absolutos, 509.683 personas dejaron de pertenecer a este colectivo que lleva más de un año en situación de desempleo.

El descenso ha sido más pronunciado en los hombres, un 20% que en la mujeres, 13%, cambiando la tendencia, que se produjo al inicio de la crisis, a raíz de la cual los hombres lideraban por primera vez el total de parados de larga duración, motivado por un mayor despido de los mismos en este periodo.

Sin embargo, a partir de 2013, la proporción de hombres empieza a bajar y la de las mujeres a subir, hasta llegar a 2016, cuando  nuevamente es la mujer la que mayoritariamente, 52%, se encuentra en situación de paro por un periodo superior al año, mientras los hombres bajan al 48%.   

Por edad, son las personas de 45 a 54, con un 26,4% sobre el total, seguido de los de 35 a 44, con un 25%, los grupos con mayor representación. Los de 40 años en adelante, suponen el 57%, cifra que no ha hecho sino ir al alza desde 2009, cuando llegaban al 44%. Esta circunstancia deriva del hecho de que el ritmo de descenso de los más jóvenes, de 16 a 34, es superior, estableciéndose en el último año en torno al 22% frente al 12% de los de 40 en adelante. En consecuencia, salen más jóvenes y menos del resto, por lo que el peso de los de que superan los 40, gana puntos anualmente.


Las más afectadas por el desempleo de larga duración, son las mujeres de 35 a 55 años, que se colocan en 731.300,  un 29% sobre el total

El nivel de formación de los parados de larga duración se concentra en los que cuentan con la primera etapa de secundaria, englobando a un 41%, rondando el millón de personas.  De estos, el 52% son hombres y el 48% mujeres. Destaca la segunda posición, que viene determinada por los universitarios, los de mayor cualificación, con un 20,3%, unos 473.825, siendo el 61% mujeres y el 39% varones.


Los menos cualificados, analfabetos 27%, estudios primarios incompletos 22,1%, y los de educación primaria 19%, han experimentado las tasas de descenso más pronunciadas respecto a 2015.

El efecto directo de este paro estructural de larga duración, debido especialmente al gran número de personas mayores de 40 que se encuentran en esta situación, es que la gran mayoría tiene hijos a su cargo, por lo que sus consecuencias negativas se extienden a grupos tan vulnerables como jóvenes y niños, generando tasas de pobreza y exclusión social alarmantes, como en el caso de los jóvenes de 16 a 24 que llega al 42% y la de los niños que alcanza el 33,4%. (Véase los artículos: El 42% de los Jóvenes españoles en riesgo de pobreza o exclusión social   y    El Ranking de la Vergüenza: España lidera el incremento de pobreza infantil de toda la UE desde 2007)

Copyright @ IBELMA Todos los derechos reservados