La crisis disminuyó la diferencia entre hombres y mujeres paradas, la recuperación la aumenta

UA-35685976-2

Observatorio Social y Económico

Un enfoque desde el Mercado de Trabajo

La crisis disminuyó la diferencia entre hombres y mujeres paradas,

la recuperación la aumenta

Desde el año 2002 y hasta 2008 el porcentaje de mujeres paradas superaba al de hombres, existiendo una diferencia de entre 9 y 13 puntos porcentuales. Sin embargo, a partir de 2008, año del comienzo de la crisis, la tendencia cambia radicalmente, pasando a ser los hombres los que mayor peso tienen sobre el total de parados.

La brecha, ahora contraria, pone a los hombres 10 puntos por encima de las mujeres en 2009 y 2010, comenzando a suavizarse esta diferencia en los años posteriores, hasta que en 2015, la situación queda exactamente al nivel de 2008. Los hombres ligeramente por encima suponen el 51% del total de parados mientras que las mujeres el 49%.

 

Las razones de este cambio de tendencia en un plazo tan corto y de manera abrupta la localizamos en que el aumento de hombres parados es muy superior al de mujeres. En 2008, asciende a un 60% respecto a 2007 y en 2009 a un 75% respecto al año anterior. Este incremento no es tan acentuado en el grupo de mujeres paradas, cuyo aumento en 2008 es de 25% y en 2009 de un 45%.

El origen de un mayor despido en los hombres, radica en que su coste laboral es superior al de las mujeres, por tanto las empresas mantuvieron al personal con menor salario, que mayoritariamente corresponde a las mujeres, tal y como se aprecia en el siguiente gráfico.

Consecuentemente, la crisis cambió la tendencia histórica de contar con un número de mujeres en el paro muy superior al de hombres, hasta llegar a casi la paridad en el primer trimestre de 2016. Sin embargo, la recuperación económica parece retomar la situación anterior a la crisis, puesto que en 2016 comienza a cambiar de nuevo la tendencia, representando las mujeres el 51% y los hombres el 49%, situación esperada puesto que el porcentaje de hombres en paro no ha hecho sino disminuir desde 2009 y el de la mujeres aumentar.

 

Todo apunta a que la diferencia se acentúe aún más, observando la tasa media de disminución de parados de cada sexo, desde que estos empezaran a disminuir en 2014. El promedio anual actual de descenso de hombres parados está en torno al 11% y el de mujeres en el 6,7%

 

 

En lo que se refiere a la tasa de paro y a pesar de lo mencionado, la de las mujeres siempre se ha mantenido por encima de la de los hombres. Si bien, se recortó distancia entre ambas desde 2007, los signos de recuperación de la economía a partir de 2014, han provocado el comienzo de un nuevo distanciamiento, siendo actualemnte en 2016 el año en que mayor diferencia existe desde 2008. La tasa de paro de hombres en este año fue de 18,4% y la de mujeres de 21,7% de media de los tres trimestres.

 

Habrá, por tanto, que seguir de cerca esta tendencia en los meses venideros.

Copyright @ IBELMA Todos los derechos reservados